Irapuato Antiguo

Irapuato, Guanajuato.- A lo largo de sus 465  años de existencia, cuando  los primeros habitantes  de estas tierras de origen tarasco le dieron el nombre que hasta la fecha mantiene, y que  significa lugar que emerge entre la llanura, nominación que se adecua perfectamente a la geografía del lugar, pues en efecto, Irapuato se encuentra rodeado por pocos y no muy elevados cerros que descienden en la depresión de una llanura de cimientos lacustres, atractivo para el establecimiento de grupos humano.

Donde actualmente se encuentra asentada la ciudad, se encontraba una enorme laguna formada por las aguas de los ríos Guanajuato y Silao. Los primeros pobladores del lugar,  se establecieron en las orillas del lugar, como así lo demuestran las ruinas arqueológicas encontradas en el cerro de Arandas, Rancho Grande y otras más.

Desde 1942 se celebra cada 15 de febrero la inauguración de Irapuato. Fue el 8 de marzo de 1825 cuando Irapuato se convirtió  en Villa, y al 17 de noviembre de 1893 finalmente fue erigida  ciudad de Irapuato.

 

Irapuato Reciente

Irapuato es el punto medio que en sus alrededores tiene valiosos lugares turísticos que hay que conocer, iniciando desde su Centro Histórico con sus atractivos y sus rutas como: Paseo Mágico por el Centro Histórico, Ruta de Murales, Fresibus – Centro Histórico y Fresibus – Iglesias Centro Histórico; todo ello a escasos minutos.

Irapuato es una ciudad creciente con favorables cualidades y que a pesar de que su perfil es de negocios y reuniones, también cuenta con las más nobles condiciones para recibir a todos aquellos turistas que quieran visitar y disfrutar la ciudad.

Irapuato es una ciudad que busca adaptar la modernidad a las necesidades del turismo y de la evaluación industrial, por ello va en expansión. Sus calles, avenidas, plazas y monumentos son un signo activo de que renace día a día y su gente emprendedora, alegre y cálida ha sido parte importante de esta evaluación. Por eso cada vez que llegues a Irapuato conócelo y disfruta de sus grandes bondades.